Publicado el Deja un comentario

En el prado

Hay mágicas luces
en el alba tenue.

Sobre el verde prado
la brisa se duerme
y el gladiolo enano
se despierta alegre.

Dorado se asoma
el astro naciente.

Charcos cristalinos
sobre el campo verde
son espejos limpios
de flores silvestres.

Lindas mariposas
liban, como siempre.

La abeja curiosa,
de zumbido alegre,
recoge en sus patas
néctar para mieles.

Hay mágicas luces
en el alba tenue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *