Buscando un Ítaca

Bogando por la vida voy ya anciano
desnudo de bagaje y de ambiciones.
En puerto abandoné mis ilusiones
y sueños, que endosaba como humano.

Busco a la deriva el país lejano
que tanto glorifican las canciones
con misterios y nuevas sensaciones.
¡Que allí, un dios para todo está cercano!

Cual a Ulises cautivo de los mares,
mi océano me acosa, me avasalla
impidiendo que llegue a esos lugares

donde el bramar del océano calla.
Y allí daré reposo a mis pesares
sobre la rubia arena de una playa.