Dura cerviz

Dura cerviz de gente en tierra pura
que es potro arrebatado de su cuna,
y lleva en sus pezuñas, cual fortuna,
el limo de su madre, Extremadura.

De arboledas despoja su andadura.
Bajo el raso, se duerme y desayuna.
Y su memoria medieval zorruna,
las verdes ramas en su cielo augura. 

Cuna de mis ancestros. Tierra mía,
que por altiva y déspota, no espero
que valores mi arte o mi poesía.

Hoy, mi humildad se inclina ante tu fuero,
que extremeño, plantó en Andalucía
la bita donde amarras tu velero.