La noche de tus ojos

Esa noche que cruza por tus ojos,
te pone un fino velo en tus pupilas
cuando me amas ardiente y sin sonrojos.
Cuando yo te amo fiel si tu vacilas.

He quitado a mi corazón cerrojos
para que entre tu amor rompiendo filas
a mi lago de paz, que sin abrojos,
te espera con sus aguas más tranquilas.

Y cortaré tu lirio florecido
en la orilla del lago de mis sueños
donde flotan las horas de mi olvido.

Así, del bien y el mal seremos dueños.
Y queriendo olvidar lo ya vivido,
magnificar los días más pequeños.