Pesares

Comparando mi paso por la vida.
y sin querer negar las obviedades
ni vender las mentiras por verdades,
busco recuperar mi fe perdida.

Mis sueños de existencia consumida
murieron junto a locas vanidades
en un silo de vicio y falsedades,
pesado, en la vejez escarnecida.

Mas ¿Donde están los mágicos  momentos,
aquellos que siempre iban a durar?
¡No queda ni señal de sus cimientos!

Hoy, me siento en la playa y miro al mar,
y al volver de las olas con los vientos
veo que todo al fin, vuelve a empezar.