So-Soneto

La fuente en el rumor de su agua viva
sus armónicos versos va cantando,
y entre notas y rimas va anunciando
que el alma del poeta es siempreviva.

Es flor que al no morir, queda cautiva.
Cautiva de los pasos que va dando.
Ficticia libertad que el va comprando
y paga con su mente creativa.

Y esta vida que a todo pone un precio
se lo pone más alto al que es sincero,
confundiendo al que es bueno, con el necio.

 Y no hablo refiriéndome al dinero,
-que en poesía no es motivo recio-
ya que aquí, la verdad es lo primero.